Fermentadoras

Fermentadoras  Hay 5 productos.

Mostrando 1 - 5 de 5 items
Mostrando 1 - 5 de 5 items

En las artes culinarias existen diferentes procesos para llevar a cabo las preparaciones de distintas recetas. Esto incluye algunos procesos que se han realizado durante años, tal como la fermentación.

Actualmente se logra hacer de una manera más controlada, obteniendo resultados de mejor calidad. Esto se hace con máquinas específicamente diseñadas para crear un ambiente propicio para que se lleve a cabo este proceso.

¿Qué son las fermentadoras?

Las fermentadoras son máquinas en las que se lleva a cabo el proceso de fermentación, estas son muy usadas en panaderías o lugares en donde se hagan preparaciones de masas, las cuales necesitan este proceso. En el proceso de fermentación la levadura hace efecto y hace que se acumulen gases dentro de la masa, de manera que esta aumenta su tamaño y permite tener ese resultado esponjoso una vez se cocina.

Las fermentadoras son fabricadas en metal, tiene una estructura sencilla pero cumplen una gran función. Para que la fermentación pueda llevarse a cabo de la manera correcta se requieren ciertas condiciones asociadas al calor y la humedad. Estas máquinas se encargan de crear estas condiciones de calor y humedad en su interior de acuerdo al requerimiento de la masa que se este preparando.

Estas máquinas están disponibles en diferentes tamaños y tienen espacios o rieles para colocar las bandejas que contienen la masa, de manera que puedan colocarse varias preparaciones y dejarlas crecer antes de ser llevadas al horno u otro proceso.

Características de las fermentadoras

Una fermentadora industrial suele tener una toma de agua, una toma eléctrica y un desagüe. Cuenta con una puerta de vidrio para poder ver hacia el interior, en su interior se genera el calor, la humedad y el frio necesario para regular la temperatura.

El calor es generado por resistencias en el interior, el frio por un motor que se encuentra en la parte superior y la humedad se genera con la evaporación del agua a través de unas resistencias cercanas al depósito de agua.

Estas máquinas son básicamente un armario de fermentación, en el cual dejaremos guardada la masa mientras se lleva a cabo el proceso de fermentación de manera controlada. El nivel de calor y humedad que se requiere se programa en la máquina, de manera que el resultado a obtener sea satisfactorio.

Las masas que se preparan en panaderías, pastelerías y locales similares suelen requerir una temperatura de entre 20 y 35 grados centígrados para poder iniciar el proceso de fermentación, es decir, que la levadura aplicada a la preparación se active y empiece a generar los gases que hacen que aumente de tamaño. Por otro lado, la humedad requerida esta entre 50 y 80%, esto es una alta concentración de humedad, algo que no suele ser normal en cocinas.

Es por esto que las preparaciones requieren de un armario de fermentación, ya que estas condiciones no pueden encontrarse en el espacio de trabajo, lo que hace que no sea posible alcanzar una misma calidad de fermentación sin estas maquinas.