Silos

Silos  Hay 7 productos.

Mostrando 1 - 7 de 7 items
Mostrando 1 - 7 de 7 items

En algunos locales hace falta almacenar hielo, bien sea para servir bebidas, para mantenerlas frías o para cualquier otro propósito. Pero, para lograrlo se requiere de un lugar específico con las condiciones ideales para almacenarlo.

Generalmente se emplean los silos para este propósito y en este artículos veremos que son y cómo pueden ser útiles para almacenar hielo.

¿Qué son los silos?

Cuando hablamos de silos suele venir a la mente las grandes estructuras metálicas que están ubicadas en fábricas o granjas, las cuales tienen como objetivo almacenar granos o insumos, es decir, se trata de recipientes de gran tamaño. Sin embargo, en esta ocasión nos referimos a silos de menor tamaño, aquellos que están diseñados para almacenar hielo y que son ampliamente usados.

Estos silos de almacenamiento tienen un menor tamaño, son ideales y muy usados para almacenar hielo, están fabricados en una estructura metálica en su mayoría, aunque también hay algunas versiones elaboradas en plástico. Además, algunos cuentan con ruedas en su parte inferior o un carrito (similar a un carrito de supermercado) para que sea más fácil transportar el hielo de un sitio a otro.

Esto último es muy importante en bares, para llevar el hielo desde el fabricador hasta el silo que está en la barra. También en locales en donde se vende pescado, el cual suele ser colocado sobre hielo para su exposición y venta, de manera que pueda verse y mantenerse fresco y en buen estado.

Algunos cuentan también con una puerta en la parte inferior, de este modo se logra extraer el hielo que lleva más tiempo almacenado, algo que es positivo desde el punto de vista de rotación.

¿Cuándo son necesarios los silos?

Los silos metálicos de este estilo son necesarios cuando se tiene una gran cantidad de hielo para almacenar, ya que estos, si bien son de menor tamaño a los mencionados de las fábricas, siguen teniendo un propósito industrial.

Son ideales para empresas que sean productoras de hielo en sus distintas formas, de modo que puedan transportarlo fácilmente, especialmente con aquellos silos que tienen ruedas. También son ideales para pescaderías, las cuales tienen una alta demanda de hielo, ya que deben colocarlo en los mostradores para mantener frio el pescado que se está vendiendo y este suele durar poco debido a que está más expuesto y no hay refrigeración que evite que se derrita.

Los silos también son ideales para bares, restaurantes y hoteles, especialmente para el área de las barras, ya que el hielo podrá ser sacado del fabricador y colocado en los silos, de manera que quienes trabajen en el área tengan acceso rápido al hielo. Los silos facilitan esta labor gracias a la puerta de gran tamaño con la que cuentan, de modo que es fácil acceder a su interior para sacar el hielo.

En los silos también se pueden almacenar bebidas junto al hielo, de manera de mantenerlas frías para el momento en que deban ser servidas a los clientes, haciendo que deba usarse menos espacio en los refrigeradores o neveras.